Javiera Toledo por primeros 10 meses: “Lo más importante es la participación de la comunidad”

Entrevista de El Observador

La alcaldesa Javiera Toledo Muñoz. Oriunda de la población Wilson, lleva poco más de 10 meses en el cargo poniendo énfasis en la cogestión, vale decir, el trabajo mancomunado entre las autoridades y la misma gente.

Y su despacho posee su sello personal. Tiene libros y fotos en las paredes mientras que, por sobre su escritorio, hay banderas de pueblos originarios y disidencias, emblemas de colectivas feministas e incluso un lienzo que dice “No a Los Rulos”. Y para conocer sus planes a futuro, “El Observador” se reunió con la autoridad comunal, quien abordó sus proyectos a mediano y largo plazo.

– ¿Cuál es la evaluación que hace de sus primeros meses de gestión en el municipio?

“Siempre digo que este periodo ha sido como una montaña rusa de emociones. Ha tenido muy buenos momentos y otros no tanto, pero en general ha sido bastante gratificante. Yo creo que en estos 10 meses hemos podido cumplir todo lo que nos propusimos al comienzo. Y en cuanto a las proyecciones, también vamos muy bien encaminados. Para nosotros lo más importante es la cogestión, hacer un trabajo directo con los vecinos y las vecinas para que las decisiones también se puedan tomar en conjunto. Sin duda ha sido un periodo intenso con momentos que frustran, sobre todo por la burocracia del sistema. A veces las cosas no son tan rápidas como quisiéramos o los recursos disponibles no son suficientes. Pero a pesar de todo, la evaluación es positiva”.

– ¿Qué tan complejo ha sido conjugar a la Javiera ciudadana con la Javiera alcaldesa durante este periodo?

“Creo que esto tiene que ver con un estilo de vida. Antes de ser alcaldesa siempre fui muy inquieta y participaba en acciones territoriales, por lo que ese trabajo previo permitió que hoy nosotros pudiésemos proyectar un programa de gobierno apuntado a las necesidades de los territorios. Y yo creo que eso también lo da, en mi caso, el ser nacida y criada en la comuna, por lo que he visto avanzar a la ciudad pero también siento nostalgia de esa Villa Alemana que teníamos antes. Esas convicciones las desenvolví primero siendo matrona y ahora lo hago como alcaldesa. Ahora, no es un misterio que se trata de un estilo de vida maratónico. Yo soy mamá, alcaldesa, hija, compañera y vecina, todo 24/7. A pesar de que es cansador, se puede”.

– ¿Cómo ha entendido la comunidad esta relación con la alcaldesa vecina, considerando las características que usted ha entregado a propósito de su vínculo con la comuna?

“Lo que más ha destacado la gente -y de forma bastante transversal- es la cercanía de la alcaldesa, la cual se plasma en el estilo de trabajo del municipio, ya que éste es cercano a los barrios y tiene programas que están insertos en el territorio. Siento que sigo siendo una vecina alcaldesa, por lo cual se mantiene esa misma cercanía con la comunidad, tanto en el afecto como también en las formas de trabajar. Y algo muy particular que tratamos de realizar cuando entramos al municipio fue cambiar la figura del alcalde ‘patrón de fundo’, entendiendo que nadie está por sobre los vecinos y vecinas, sino más bien, son ellos y ellas los que tienen el poder y deben direccionar al alcalde para liderar la comuna. Por lo mismo, hoy estamos en ese proceso -de que la comunidad sienta que tiene ese poder- y, por lo tanto, deben ser parte de la política. Creo que nuestros vecinos y vecinas valoran harto esa cercanía y espero que también la exijan siempre”.

– ¿Cuáles son los proyectos a corto y mediano plazo sobre los cuales ya se ha estado trabajando?

“Hay una arista que tiene que ver con la inclusión y se trata del Centro de Tránsito a la Vida Independiente. Es una deuda histórica para con las personas neurodiversas con condición de espectro autista. Este centro reunirá las áreas de salud, educación y social, para que la inclusión sea un eje transversal dentro de las políticas públicas de Villa Alemana. El plazo aproximado de apertura es para este año y va a estar ubicado en Las Américas, en el lado norponiente de nuestra comuna. Hace poco tuve una reunión para conocer el estado de avance del proyecto y estamos muy encaminados para poder abrirlo”.

– También se ha estado trabajando en materia medioambiental, ¿Cuáles son los avances en esta materia?

“Esperamos lograr que todos nuestros colegios reciban el Sello Medioambiental (más de 50 a nivel comunal). Sabemos que debemos generar un cambio cultural y qué mejor que hacerlo con las comunidades educativas. Ya empezamos con las primeras gestiones, por lo que durante este año deberíamos partir con el primer acercamiento. A esto queremos sumar la instalación de 15 puntos limpios en la comuna, lo cual permitirá generar conciencia en cuanto a hacernos responsables de nuestros propios residuos”.

– ¿Qué trabajo se hará en torno a la participación ciudadana en los territorios?

“Vamos a insertar al municipio en cada uno de los sectores de Villa Alemana, a fin de descentralizar el consistorial, para que el vecino y la vecina tenga la posibilidad de tener el municipio cerca de su barrio”.

– ¿Y cuál sería el gran proyecto a largo plazo para la comuna?

“Es difícil centrarse en solo uno, pero podría destacar lo que queremos hacer con el Centro Integral para la mujeres sobrevivientes de violencia y disidencias. Este espacio es una deuda histórica para con las mujeres, porque no hay una instancia de este tipo en nuestro país. No hay un espacio físico donde las mujeres que han sufrido violencia lo encuentren todo: desde la parte reactiva y la integral multisectorial hasta la de contención y seguimiento”.

– Porque actualmente todos los servicios están repartidos en distintos lugares.

“Hoy, una mujer que ha sido violada o abusada pasa por aproximadamente cinco partes diferentes, lo que se traduce en cinco relatos. Ahí es donde se produce la revictimización, la cual con este centro queremos evitar. Además, ante esta reiteración del relato, muchas prefieren no hacer la denuncia, lo cual trunca el proceso judicial que es tan importante y necesario en estas materias. Por lo tanto, nuestra visión es que este centro tenga todo: el área de salud, los programas de apoyo del Estado y un elemento reparatorio, donde sean las mismas comunidades de mujeres, colectivos o colectivas, las que tengan la posibilidad de encontrarse y así reparar el daño”.

– ¿Y qué la motivó a soñar con este proyecto?

“Al estar toda la vida en Villa Alemana he visto las carencias de mi comuna. Nosotros tenemos solo el Hospital de Peñablanca, el cual no tiene ni siquiera ginecología u obstetricia. Además, al pertenecer a colectivas feministas, nos dimos cuenta de la gran cantidad de mujeres que no tienen una red de apoyo, contención y seguimiento. Y siendo alcaldesa he podido notar las deficiencias del sistema. Sernameg no da abasto ya que es bicomunal, por lo que villalemaninas y quilpueínas se atienden en un mismo lugar, siendo la demanda mucho mayor a la oferta que entrega el programa. Y finalmente, porque las cifras de violencia en nuestra comuna son escalofriantes. Entonces, al ser mujer, mamá y matrona, he sentido la importancia de esto, lo cual ha sido respaldado por la comunidad”.

– ¿Y en qué etapa se encuentra actualmente este proyecto?

“Hoy está en etapa de diseño. Ya tenemos el terreno, el cual se encuentra muy cerca del Gimnasio Luis Cruz Martínez. Pertenecía a Bienes Nacionales, pero ya hicimos las gestiones para que se nos entregara en comodato. Lo que viene ahora, de forma paralela a la estrategia técnica, es apalancar los recursos para su concreción”.

0
Comparte esta publicación
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Últimas Publicaciones

El Estado tardío: lecciones en medio de la emergencia

Para que el Estado modernice sus procesos, requiere de un Gobierno osado y un compromiso transversal de las fuerzas políticas para modificar las estructuras jurídicas y administrativas que faciliten los procesos en contexto de catástrofes.

478 views
X
Share via
Copy link
Powered by Social Snap